martes, 10 de noviembre de 2009

Animales de poder en los Andes

Nuestros sabios abuelos, vivieron en completa armonía con todos los seres que les rodeaban, árboles, cuevas, ríos, lagunas, plantas, piedras, frutos, animales. Cada uno de ellos posee energía propia, posee un estado de conciencia, el cual no se puede medir o comparar, simplemente aceptar y respetar por que estamos compartiendo el mismo espacio, y todos seguimos nuestro propio proceso proceso.
Así los animales son seres maravillosos, los cuales nos muestran ciertas cualidades, virtudes y actitudes frente a la vida cotidiana que el ser humano no posee y que aspira tener.
En los Andes existe una trilogía, conocida como Trilogía Inca que nos habla de tres mundos, tres niveles, que también se consideran como tres niveles de conciencia, estos “niveles” están representados con el signo escalonado y además cada uno de ellos está representado por un animal.



El Uju Pacha , es el primer nivel , es el nivel del subsuelo, el que está dentro de la tierra, representa al mundo de la muerte, de lo desconocido y también representa al origen, puesto que todo nace y brota de dentro de la tierra, ríos, árboles, montañas, cuevas… Así estos lugares eran denominados Pakarinas, que significa lugar de donde vienen o lugar de donde se origina, o de donde se nace.
La muerte era entendida no como un final, si no mas bien como un comienzo, como el comienzo de un nuevo ciclo, ya que el tiempo era cíclico ( y no lineal ) para nuestros antepasados.
La expresión de como es arriba es también abajo, y los conceptos de microcosmos y macrocosmos, permite relacionar al Uju Pacha con nuestro mundo interior, con nuestro mundo profundo que se pierde en la subconsciencia, con nuestros recuerdos genéticos, nuestra memorial ancestral, donde todo se originó, donde todo comenzó.
Este primer nivel, está representado por la serpiente. La serpiente representa el ciclo vida-muerte, esto se muestra por la muda de su piel cada cierto tiempo. La serpiente ha sido considerada sagrada por muchas culturas ancestrales, representa la fuerza, energía en plenitud y capacidad de experimentar cualquier cosa por propia voluntad, es protector contra las energías negativas. Así también representa lo que es la reencarnación y cuando la energía de la serpiente llega al plano espiritual se convierte en sabiduría, memoria cósmica que está relacionada con el ADN, el origen, la base, el fundamento, la creación, la conexión con el Gran Espíritu.
Al igual que una serpiente que se mueve dentro de las cuevas, en el suelo, en los lugares mas oscuros, del mismo modo debemos escudriñar en nuestro interior, entrar en nuestro lado mas oscuro, penetrar en nuestro interior, para encontrar las repuestas y así poder cambiar mudar de piel.
El Kay Pacha, es el segundo nivel, es el nivel de este plano, de esta tierra, representa al mundo de los vivos, y a nuestra conexión con todo lo que nos rodea, con todos los seres vivos con los que compartimos esta existencia. Así, todos los animales, las plantas, los árboles, las piedras, los ríos, los lagos, los manantes, etc. Todos tienen su propia energía, su espíritu, con los cuales debemos estar en perfecta armonía, por eso que les debemos el respeto y la consideración, así el respeto por la Pachamama la madre tierra, que definitivamente es considerada una madre por el amor incondicional que ofrece a todos los seres vivos que habitan en ella, y por todo el servicio, el calor, la protección que nos brinda.
Así también debemos guardar respeto por nuestro propio cuerpo, ya que es de esta forma que encarnamos para seguir aprendiendo, para dirigirnos de vuelta de donde vinimos, para regresar al hogar. El hombre andino ha considerado nuestro paso por el Kay Pacha como pasajero por eso cuando desencarnaban o morían, eran enterrados con toda su corte y hasta objetos como sandalias, para seguir su camino, después de esta vida.
Este segundo nivel está representado por el puma. El puma, capaz de bajar a la costa, desplazarse hasta los picos nevados y cazar en la Amazonia, es un animal que otorga valor y fuerza. El puma posee una piel muy gruesa que le permite combatir el frío, su pelaje le permite camuflarse en su ambiente natural, volviéndose casi invisible cuando permanece inmóvil, posee una vista y oído bien desarrollados, los pelos largos que rodean sus ojos y hocico le permiten una buena orientación espacial y la agudización de sus sentidos, su larga cola le ayuda a mantener el equilibrio cuando corre, salta o trepa, en las plantas de sus patas tiene almohadillas que amortiguan las caídas luego de un salto, permitiéndole desplazarse sigilosamente. Fueron estas características las que el hombre andino observó, viendo a éste como un animal mítico y supremo, colocándolo entre el Uju Pacha y el Hanan Pacha, como intermedio o canal de nuestro subconsciente y el cosmos. El hombre andino tiene que lograr su transformación en Puma runa, alcanzar el equilibrio, la adaptación a los diferentes medios, su invisibilidad, alcanzar su valor, su fuerza, su determinación para conseguir lo que busca, para así pasar al siguiente nivel.
El Hanan Pacha, el tercer nivel, es el mundo donde viven los seres de luz, representa todo lo que habita en el Cosmos, así el Sol Tayta Inti, la Luna Mama Killa, las estrellas Qoyllor, el Arcoiris, Kuychi, el trueno el relámpago, Illapa las constelaciones oscuras y las formadas por estrellas, así también están los espíritus protectores, los Apus, entidades ascendidas. Tayta Inti, padre amoroso, padre protector, dador de vida, impulso de vida, fuego, aviva el fuego interior, aquel que hace que cada amanecer comencemos de nuevo, una nueva oportunidad para seguir el camino. Mama Killa, serena, calma, llena de paz, paciente, ambos Padre, Madre la dualidad , femenino, masculino, nos hacen recordar el equilibrio al que debemos llegar.
Este tercer nivel está representado por el Cóndor, la imagen del cóndor planeando a grandes alturas no pasa desapercibida en los Andes. El cóndor es la divinidad especial que une el Hanan Pacha con el Kay Pacha, simboliza el elemento aire, sus alas y plumas significan un impulso hacia lo alto, y su vuelo es una metáfora de la ascensión y la libertad. El cóndor, ave que vuela desde la costa hasta las grandes alturas,, vive en los helados riscos escarpados, donde residen los Apus, espíritus protectores o poderes de las montañas. El cóndor es el encargado de llevar el espíritu de los fallecidos al Hanan Pacha o mundo de arriba, es un mensajero de lo divino.
El planear majestuoso del cóndor nos muestra equilibrio y control, representa el espíritu del Padre Sol, para llegar al estado del cóndor, primero hay que escudriñar en nuestro interior y romper esquemas mentales antiguos y transmutar como la serpiente, luego pasar a puma runa con estabilidad y control y luego llegar a nivel donde todos estamos buscando llegar, el retorno a nuestro hogar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Totalmente desacuerdo.lo mismo ha sucedido para todas las culturas. La.trinidad está.presente.en todas las religiones y se ha representado así manera pero el mensaje es el mismo. Soy un buscador de la verdad porque sólo la verdad nos hará libres

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog