martes, 2 de junio de 2009

CEREMONIA DE OFRENDA A LA TIERRA - CUSCO PERU

De polvo somos y en polvo nos convertiremos, la tierra es el elemento de la estabilidad, ella hace que nos mantengamos en equilibrio, nos da seguridad, protección, estabilidad.

La madre tierra o Pachamama como le llamaban nuestros abuelos, nos acoge nos protege, nos alimenta, nos llena de satisfacción, son sus colores, sus perfumes, sus paisajes, es un espíritu de servicio, al que tenemos que agradecer por todas sus bondades.
Es un oasis en medio de la confusión, la rapidez y las exigencias de la vida actual; un lugar al cual poder acudir cada vez que necesitemos un poco de seguridad, alimento y estabilidad. La ofrenda a la Pachamama o como comúnmente se dice “pago a la tierra” es una ceremonia andina en la que tenemos la oportunidad justamente de agradecerle, de retribuirle, es la hora de la reciprocidad, el hombre andino practicaba esta ceremonia desde tiempo ancestrales, se le retribuía a la tierra con los mejores productos que ella misma nos daba, con los mejores animales que ella misma alimentaba, se le ofrecía esto, por que se le consideraba como un ser vivo que al igual que el hombre también necesitaba alimentarse, también necesitaba agua, y sobretodo necesitaba mucho cuidado, mucho amor, manifestado en el respeto y cuidado con el que el hombre andino habitó en esta parte del planeta.
El 1º de Agosto de cada año es el Día de la Pachamama y durante todo el mes de Agosto se realizan estas ceremonias, en todas partes de los Andes.















SOLSTICIO DE INVIERNO 2009


En los Andes el solsticio de invierno es considerado como un renacer. En esta época del año toda la naturaleza se renueva. La época de cosecha y el descanso necesario de la tierra ha finalizado y ya la tierra se encuentra preparada nuevamente para la siembra , para su tiempo de fertilidad. Este es el momento donde la vida regresa a la tierra en todo su esplendor, ya que el sol se está acercando nuevamente con su luz y calor.
La víspera del solsticio es la noche más larga del año, luego de ese momento clave y durante los seis meses siguientes, las noches se acortan y los días se alargan. En el ambiente hay más luz disponible y con ello mayor abundancia.
Pero no sólo la naturaleza se renueva, también los seres humanos, es hora de sembrar!!! que queremos sembrar? amor? felicidad? prosperidad? union? preparemonos para sembrar todo lo que buscamos, esperemos los primeros rayos de sol del 21 de Junio, tomemos su energía, alimentémonos de su fuego, para avivar nuestro fuego interior, nuestra luz interior.

Al considerarse parte de la naturaleza, los pueblos indígenas establecen con ella relaciones de reciprocidad, de agradecimiento. Esta manifestación está vinculada al culto de la naturaleza, a los elementos que la constituyen: el Sol (padre sol), la Tierra (madre tierra), el arcoiris, las estrellas, los ríos,los árboles como la Qeuña y el Unco y los animales, todos sagrados en este mundo donde la vida es el mayor tesoro.
El Año Nuevo constituye un momento primordial en que ser humano y naturaleza pactan su vida en armonía, celebrando la ceremonia ritual del Año Nuevo o del inicio de un nuevo ciclo de vida.
Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog