jueves, 11 de marzo de 2010

Euinoccio de MArzo 2010


Se acerca el primer equinoccio del año, el  20, 21 de marzo, la fecha en la que el día y la noche duran exactamente lo mismo en todos los lugares del mundo. Las fuerzas de la naturaleza se encuentran perfectamente equilibradas ese día; a partir de ese momento comenzamos nuestro camino hacia el primer solsticio del año.
Pero en los equinoccios la energía del universo  está en equilibrio perfecto: los cierres y los inicios, la luz y la oscuridad tienen exactamente el mismo valor, utilidad e importancia. Esta es una fecha adecuada para las peticiones y trabajos de abundancia, sea en trabajo, amor o salud .También es una fecha adecuada para cerrar ciclos, perdonar a otros y a nosotros mismos y seguir hacia adelante.
Este Equinoccio representa una especie de surgimiento tanto físico como espiritual, después de esta ola de limpieza que el planeta está sufriendo, vamos a experimentar ciertos cambios en nosotros mismo, es hora  de escuchar mas a nuestro corazón, a nuestro maestro interior, pues la intuición estará mas desarrollada, comenzaremos a comunicarnos mas con el corazón que con las palabras. El silencio será tan importante como las palabras. La capacidad de estar en silencio y sentir la energía del Amor en ese silencio se hará más importante en esta Nueva Energía en la que vamos a entrar después del Equinoccio de Marzo.
Este equinoccio de Otoño es un buen momento para reafirmar el compromiso de servir a la Luz. Ahora es un buen momento de crear un espacio sagrado de Meditación para comenzar un propio proceso en equilibrio, en alineación, con la armonía y amor de la energía de la nueva tierra.
Este cambio estacional, nos lleva a la reflexión sobre los acontecimientos vividos durante este periodo de año que pasó, lo q hemos logrado y los proyectos q se quedaron atrás, en q hemos fallado y si tenemos otra oportunidad, realizar nuestra labor enmendando los posibles fallos.
El otoño también nos lleva a hacer cambios en el hogar, movemos las cosas de sitio, cambiamos los colores de las cortinas, colchas, alfombras, nuestro armario se va modificando poco a poco, al igual que la naturaleza, sin darnos cuenta, realizamos esos pequeños cambios o grandes, dependiendo de nuestra necesidad, porque nosotros somos parte de un todo.
Debemos recordar y aceptar que todas las cosas tienen un final, pero con la conclusión de que cada final conlleva asimismo un nuevo comienzo. Es el momento de agradecer al Dios y a la Diosa y madre naturaleza y sus elementos, las bendiciones que nos han otorgado hasta ahora, de mirar hacia los esfuerzos del pasado y ver que han dado fruto y si algunos no dieron sus frutos también es el momento de reflexión y acción a cambiar el escenario a un concepto de vida sólida, esa es la labor de un ser que cree en la divinidad suprema y que busca el despertar de la conciencia.
Que bueno es poder recibir las nuevas estaciones, celebrar los cambios y los movimientos sobre nuestra Divina y Madre Tierra.

EN CASA: RITUAL SUGERIDO PARA EL 20 DE MARZO A LAS 12:32 DEL MEDIO DÍA:
ingredientes necesarios:
Mantel de color amarillo o naranja.
Vela de color naranja (los colores de esta estación son amarillo, rojo, naranja, marrón)
Frutas (piña, naranjas, mangos, papaya,  preferiblemente de color solar)
Esencia de mandarina, o naranja, o sándalo.
Círculo de protección con agua florida o tabaco
Objetivos: Tomar conciencia del  YO SOY 
 Y mejorar el bienestar, bendecir nuestra casa con un año productivo que comienza, permitir que consigamos una mejoría de tipo material, potencia aumento de honores y brillo en el trabajo y viajes.
Ritual: Decorar el altar  ( dirijido hacia el este) con las velas, frutas y una imagen , foto, dibujo o mandala que represente el sol, encender la vela ( o velas ).
Iniciar la meditación diciendo Yo soy, repetir varias veces muy lentamente entre inhalación y exhalación.. Yo soy…. Yo soy…. Yo Soy…
Comenzar exactamente a las 12:32, por que estaremos sincronizados con otros grupos en todo el mundo, por tanto alistar nuestro altar minutos antes.
DEspues de unos minutos cuando sientas que debes hacerlo,  decir en voz alta o hacia adentro:
"Desde aquí invoco el poder de Dios como yo lo entiendo, para que él bendiga el Sol, y el Sol sea mi hermano y me acompañe con su luz en los senderos donde no veo bien. Que sus rayos no calienten en exceso ni mi cara ni mi espalda. Que los espíritus que pertenecen al Sol me acompañen, que la alegría venga a mi encuentro y yo pueda irradiarla a mis cercanos, familiares y amigos. Que la gratitud no falte en mi corazón. Que así sea."
En un papel escribimos aquello que durante estos primeros meses del año ha enturbiado nuestra mente (una cuestión de trabajo, un problema familiar, un plan frustrado, etc.).
Delante de este altar leemos el escrito y pedimos a las Energías del Cosmos, a la Madre Tierra y a nuestros guías espirituales que aquieten nuestra mente y nos ofrezcan una solución. Meditamos en silencio, dejándonos llevar, tratar de mantener nuestra concentración en nuestra respiración, la solución puede ir apareciendo poco a poco, nos daremos cuenta de cual es el motivo de nuestra desazón si esto no sucede en una primera vez , volvamos a intentarlo, hasta alcanzar la solución que sí viene. 

domingo, 7 de marzo de 2010

Entrelazados



Busca la divinidad que hay en cada persona, así te encontrarás con tu propia divinidad.
Cuando conoscas a alguien míralo como el dios que es, y respétalo y ámalo desde el dios que está dentro de tí.
Todos estamos interconectados, todos tenemos una parte del otro, todos somos una parte y una totalidad.
Somo UNO, somos la totalidad.
Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog