miércoles, 31 de marzo de 2010

Qoylloritti - Purificación con Agua

“…cuentan que hace muchos años una piedra cayó del cielo en este lugar y se partió en 4 partes que se dirigieron a los 4 lados del planeta, estas inmensas rocas que aun pueden verse quedaron como guardianes y grandes altares de este gran Apu.”

El Tayta Apu Sinaqkara, ha sido venerado desde hace miles de años, como otros Apus Protectores en los Andes, entre finales del mes de Mayo y comienzos de Junio, la gente se dirige a este altar de la naturaleza, la explanada del Sinaqkara, un lugar donde puedes sentirte parte del cielo estrellado, donde puedes sentir latir el corazón de Pachamama, donde Mama Killa te alienta en tu peregrinaje y el Tayta Inti muestra todos su poder y te lo ofrece … Qoylloritti (Estrella de Nieve) a casi 5000 m.s.n.m.

Cuentan algunos moradores de la zona, que en esta época un resplandor muy fuerte podía verse salir de este Apu, también nos cuentan que hace muchos años una piedra cayó del cielo en este lugar y se partió en 4 partes que se dirigieron a los 4 lados del planeta, estas inmensas rocas que aun pueden verse quedaron como guardianes y grandes altares de este gran Apu.


En la provincia de Ocongate, del distrito de Urcos, en el departamento del Cusco, está ubicada una de las montañas más altas de esta región llamada Apu Sinaqkara ( 4800 m.s.n.m), lugar que encierra uno de los ritos mas resaltantes de este tiempo: Qoylloritty, escenario de la ancestral peregrinación y oración de las poblaciones más antiguas de estas tierras.
Ahora en el mismo lugar se venera la imagen del Señor de Qoylloritti, imagen católica.

La huaca del Señor del Qoylloriti es el centro, es el lugar donde se genera un fenómeno natural, muy energético, de energía blanca, purificadora, luminosa, porque en ese tiempo, que se realiza la festividad del Qoylloritti, la Tierra se ubica en una posición privilegiada respecto al Sol, por el desarrollo de su eje de translación.
En ese tiempo existe un fenómeno que viene del mismo Sol a la Tierra y se ubica, justamente, a los pies del nevado Apu Ausangete que hace que esta energía venga cambiada a través del agua, o sea, se deposita esta energía en el “ritti”, en la nieve. Esta energía viene a través del Cosmos, viene a través del polvo de las estrellas. El polvo de las estrellas es la energía que nos va a dar la nueva vida, la nueva luz, viene a la nieve y a través de ella al agua. Por eso es que ancestralmente los peregrinos, llevan la nieve y recogen ese polvo de las estrellas, de energía revitalizadora, de luz, de vida, de sanación, y la utilizan para su purificación interna y externa.
Nuestros ancestros conocedores de este fenómeno peregrinaban a este lugar para purificarse antes de la gran Ceremonia del Solsticio de Invierno , la gran fiesta del sol el Intiraymi, con esta peregrianción comenzaba la preparación para el recibimiento del Solsticio.

Por otro lado, la palabra “Qoyllor” es estrella, un término con que nuestros antiguos se referían a lo que es el destino, la estrella de los objetivos, de los que uno quiere lograr en la vida, el futuro. Este peregrinaje se realizaba, justamente, aprovechando estas energías cósmicas, que eran favorables a todo el desarrollo, así como la energía solar influye sobre la energía de la Tierra, especialmente del agua, y a través de ella en la emanación de energías favorables para estos procesos. Igualmente también se favorecía el proceso de esclarecimiento interior en la relación entre el espíritu y el cuerpo.

El peregrinaje al Señor de Qoylloriti, se realiza en la luna llena de Mayo o Junio, previa al Solsticio de invierno. Es único en el planeta por su sacralidad, colorido, integración mística y participación de las comunidades autóctonas que han sobrevivido a los tiempos de los aniquiladores y extirpadores de cultura.
Ritual acompañado de ritmos y melodías de origen natural, que ayudan al desarrollo del motivo de la peregrinación y a los peregrinos en su búsqueda, quienes asumen una actitud recíproca entre ellos, la tierra y el universo, al participar en cada una de las etapas de la peregrinación.. Momentos que nacen, giran y terminan en un sincretismo mágico, religioso y cultural que trasciende cualquier ceremonia similar existente.

La fuerza espiritual que demanda y proyecta ésta festividad va más allá de los fines ritualísticos conocidos por la religión invasiva; es la emergencia de la fuerza misma del espíritu anclada en el corazón de los andes peruanos. El peregrinaje al Señor de Qoylloriti busca un proceso de ordenamiento interior, es la búsqueda de tu propia estrella: el alma. Buscar tu estrella, tú destino, es buscar tu propósito evolutivo en ésta vida.

Esta es sin duda una experiencia maravillosa, incomparable, por el escenario donde se desenvuelve.

Salimos el Lunes 31 de Mayo, nos preparamos para recibir el Solsticio de Invierno.
Mas información: http://www.saqperu.com/es/agenda-actividades/610/
Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog