lunes, 24 de noviembre de 2014

El Colibrí como animal de poder

COLIBRÍ: Qori Qente
El espíritu del colibrí es el mensajero de noticias muy especiales, noticias repentinas e inesperadas, es aquel mensajero que nos trae amor y alegría. Es el único animal capaz de volar hacia atrás, hacia adelante, hacia arriba, hacia abajo y además ponerse del revés, dar vueltas sobre sí mismo volando sin moverse del sitio y por supuesto sostenerse en equilibrio sólo volando sin moverse. Vive del néctar de las flores y busca la dulzura de la vida.
Su larga lengua le permite pasar por alto la capa exterior, a menudo dura y amarga, y encontrar los tesoros escondidos debajo. Colibrí es amado por las flores y plantas, pues al libar el néctar de la flor, la planta se reproduce y crea más de su especie.
Nos enseña que la vida no es la cantidad de días vividos sino la calidad e intensidad de cada día que hay que vivir como si fuera el último.
Si tienes medicina de Colibrí, te adaptas con facilidad a cualquier situación y sacas el mejor provecho de tus nuevas circunstancias. No pierdes tiempo mirando atrás y deseando “lo que fue”, pues te interesa aprovechar “lo que es”. Encuentras alegría en tu propio corazón. Te da mucho placer esparcir alegría, amor y belleza a todos los que te rodean, y tienes el don de llevar esa alegría interna hacia espacios nuevos y diferentes. Tienes el talento de encontrar lo bueno en la gente, y no te detiene un exterior áspero o abrupto, pues sabes que, si pudieras llegar más allá de esa dura capa externa, encontrarías bondad y belleza dentro. Quizás tengas la habilidad de trabajar con flores, tal vez cultivándolas para compartirlas con los demás, o de usar esencias florales para curación. La aromaterapia podría ser tu vocación.
Tienes mucha energía y un espíritu que debe ser libre. Restringir esa energía maravillosa, amorosa y libre te provocaría sufrir grandes depresiones y sentimientos de futilidad. Colibrí debe volar libre en busca de la belleza, esparciendo alegría y amor a todo lo que toca.
ORIGEN Y LEYENDA DEL COLIBRÍ
En las leyendas mayas, se dice que los Dioses crearon todas las cosas en la Tierra y al hacerlo, a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Cuando ya habían terminado, se percataron de que necesitaban también a un encargado de llevar sus deseos y pensamientos de un lugar a otro. Necesitaban un mensajero. Como ya no les quedaba ni barro ni maíz para hacer más seres, tomaron una piedra de jade y con ella tallaron una flecha muy pequeña, entonces soplaron sobre ella y la pequeña flecha salió volando. Y la flecha…cobró vida, pues los dioses habían creado al x ts’unu’um(colibrí).
El colibrí nació tan frágil como bello, y podía acercarse a las flores más delicadas sin mover un solo pétalo, sus plumas brillaban bajo el sol como gotas de lluvia y reflejaban todos los colores del arco iris
Entonces los hombres trataron de atrapar a ese hermoso pajarito para adornarse con sus plumas. Los Dioses al verlo, se enojaron y dijeron: “si alguien osa atrapar algún colibrí, éste morirá”. Por eso es los mayas respetaron y admiraron siempre al colibrí. .. y éste pudo llevar el encargo de ser el mensajero de los dioses, para lo que fue creado.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog